admin noviembre 20, 2017

Aunque es un hecho que el sueño es el proceso natural que utiliza el cuerpo de cada persona para recuperar la energía perdida durante todo el día de actividad; en algunas personas, especialmente los más pequeños, este proceso no es constantemente tranquilo.

Esto es debido a que muchos niños pueden llegar a tener mucha actividad durante el proceso de descanso, de manera que se puede correr el peligro de caerse de la cama o de golpear algún objeto en la cercanía que pueda propiciarle un daño. Cuando no se tienen barreras de cama en los extremos, el niño durante el sueño, puede llegar a moverse de manera que alcance los bordes de la cama.

Las actividades realizadas durante el proceso de sueño, pueden llegar a poner la vida del bebé en peligro, puesto que este se puede caer de la cama, ocasionando daños graves en zonas del cuerpo, especialmente la cabeza, el cual es una de las partes más sensibles del ser humano. Lo más inteligente es asegurarse de tener barreras de cama.

 

Leave a comment.

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies