A pesar de las muertes continua la llegada de inmigrantes en el Estrecho

Las playas de Cadiz y toda la costa de Andalucía se ha convertido en un destino de salvataje para los inmigrantes y refugiados africanos que cruzan el mar mediterráneo de forma cada vez más temeraria. La reciente noticia a sido la muerte de 18 personas arrastradas por el mar en menos de 24 horas. Esto sin dudas ha conmocionado a toda la prensa internacional.

Lo cierto es que a pesar de las constantes muertes y barcazas que aparecen perdidas sobre las playas el flujo de cruce de inmigrantes sobre el Estrecho no solo no cesa sino que se incrementa y cada ves es más intenso. Las personas no dudan en cruzar, más aún ahora con la llegada del invierno a las tierras del desierto, el principal factor de riesgo es la cantidad contante de niños sin familias que logran llegar hasta España y que quedan varados en los puertos debido a la ausencia de aceptación de las distintas comunas.

Las teorías que después del verano disminuirían las salidas en pateras desde Africa, especialmente desde Marruecos, se equivocaban. Tan sólo en octubre llegaron a España 11.788 personas, la mayoría por vía marítima. El último informe del Ministerio del Interior dice que 53.382 inmigrantes irregulares han arribado a nuestro país este año (47.684 en pateras), un 153% más que en 2017.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*